Abono del césped – Agrocesped

Abono de césped natural Agrocesped. Abonos y fertilizantes de calidad para mantener en buen estado el césped para su jardín con los mejores nutrientes.

Para su jardín es importante realizar primero la siega, luego, el abono y, por último, el riego.

Hoy nos toca profundizar en el abono del césped o rollos de tepes para su terraza de su jardín: nutrientes de los que está compuesto, características y unos consejos útiles.

Debemos echar abono al césabono fertilizante jardinped 3 o 4 semanas durante los meses de marzo a noviembre de los siguientes nutrientes: nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio, boro, hierro, manganeso, zinc, cloro y azufre. De esta manera su jardín no perderá ninguna de sus cualidades.

La cantidad de abono a aportar a un césped natural o tepe depende del suelo, clima, tipo de césped, el uso… Si bien para la variedad trafic (mezcla de festuca arundinácea, ray grass inglés y poa pratensis) aconsejamos que se abone en su jardín una cantidad entre 20-30 gramos por cada metro cuadrado (de media) o lo que es lo mismo entre 2 y 3 kilogramos por cada 100 metros cuadrados.

Actualmente en la finca, Agrocesped, S.L. usa y recomienda que utilicemos un abono mineral complejo granulado cuya composición nitrógeno, fósforo y potasio, según la nomenclatura de la tabla periódico de elementos químicos, corresponde a las siglas de N, P, K.  Profesionalmente cuando vamos a comprar abono a una jardinería, solemos hablar de los NPK (Nitrógeno, Fósforo y Potasio). La proporción que recomendamos es un 12-11-18 (12% Nitrógeno, 11% Fósforo y 18% Potasio). Además de estos nutrientes incorporan otros elementos que van en una proporción mucho más baja como son el manganeso, zinc o el azufre, entre otros.

Las características de los principales nutrientes del abono son:

NITRÓGENO: es el más determinante. Favorece el crecimiento vegetativo de las hojas y de las raíces favoreciendo su enraizamiento. Actúa dando color más verde y llamativo. Un exceso de nitrógeno en su jardín podría quemar el césped o tepes, o provocar hongos.

FÓSFORO: favorece el sistema radicular de nuestras plantas, sobre todo durante el crecimiento y la siembra.

POTASIO: actúa para estimular el crecimiento. Además, protege contra el frío, la sequedad y enfermedades.

MAGNESIO: enriquece el suelo y actúa como complemento del potasio.

AZUFRE: influye en el color del césped

CALCIO: mejora las cualidades del suelo.

En resumen, es importante tirar abono al césped después de la siega en la terraza de su jardín. A continuación del abonado, es necesario un riego abundante de agua para disolver las bolas de abono y evitar las posibles quemaduras. Los granos se pueden repartir a mano (si es un jardín pequeño) o con una abonadora (opción recomendable). Hay que procurar repartir toda la dosis de forma uniforme en su jardín.