Archivo de la etiqueta: hojas

Enemigos del césped natural: enfermedades y hongos

  • Les informamos que del 2 al 17 de agosto, cerramos por vacaciones. Disculpen las molestias.

Un correcto mantenimiento del césped natural en verano puede evitar la aparición de los enemigos del césped natural como los hongos y enfermedades.

Los enemigos del césped natural:

La formación de césped en tepe pasa por una fase crítica tras su colocación en el terreno de asiento. Esta situación es especialmente delicada si la época del año es calurosa, y las temperaturas son altas. Las 2-3 primeras semanas, hasta que se produce una suficiente masa radicular son, por tanto, las fechas en las que hay que aplicar mayor atención a la pradera. No podemos bajar la guardia en ningún momento. Además, un césped no se puede considerar maduro del todo hasta que no ha pasado su primer invierno, y su sistema radicular ha alcanzado un desarrollo pleno.

Enemigos del césped natural
Enemigos del césped natural

En este sentido los dos enemigos del césped natural más duros  (no los únicos, por supuesto) que se ha encontrado son dos:

  • Altas temperaturas, que junto con vientos circunstancialmente fuertes puede provocar la deshidratación y marchitamiento del césped, especialmente si el aporte hídrico mediante el riego no es todo lo eficaz posible. Hemos de pensar que el caudal que se debe aportar en estas fechas ha de ser (por lo menos) de 5-6 l/m2 y día, aunque depende del drenaje del terreno.
  • Las altas temperaturas, unidas a un régimen de humedad alto, suponen un caldo de cultivo idóneo para las enfermedades fúngicas. Si la humedad fuera baja, correríamos el riesgo de que el césped se nos seque. Por tanto, tenemos que buscar un punto óptimo de riego para evitar que se produzcan determinadas enfermedades u hongos.
Enfermedades y hongos
Enfermedades y hongos

Destacar entre otras enfermedades el Pithium y el Dóllar Spot, hongos clásicos del verano. Son agresivos cuando las temperaturas nocturnas se encuentran entre los 21º y  27º y con períodos de humedad relativamente alto. Ello puede arrasar un jardín de césped en pocos días cuando no es atajado de forma adecuada con tratamientos químicos. Los síntomas que aparecen son manchas amarillentas en las hojas que van tomando un aspecto muy húmedo. Luego se convierte a un color paja para acabar con un color marrón rojizo.

Estos enemigos del césped natural  que se han expuesto no son las únicas que pueden afectar gravemente a las plantas. Desgraciadamente existen multitud de factores que pueden causar su muerte.

Desde Agrocesped se realizan tratamientos exhaustivos  al menor indicio de enfermedad. Los tratamientos que pueden paralizar estas enfermedades son cuya materia activa sea Azosystrobin y Clortalonil. Así, se mantiene un control estricto en cuanto al riego. De la misma manera, se desarrollan tratamientos preventivos con fungicidas para evitar la aparición. En consecuencia, un mantenimiento adecuado durante los primeros meses de la instalación es fundamental para su enraizamiento y su disfrute.

Mantenimiento del césped en otoño y en invierno – Agrocesped

  • Les informamos que del 2 al 17 de agosto, cerramos por vacaciones. Disculpen las molestias.

Mantenimiento del césped en otoño y en invierno. Aspectos a tener en cuenta durante los meses de otoño e invierno en cuanto al mantenimiento.

A finales de verano o principios de otoño es una de las mejores épocas para airear el suelo y, también, realizar la siembra de tepes o resiembra de semillas en el césped. La acción de airear significa hacer agujeros por el terreno para que el agua penetre con mayor facilidad en la tierra. Una de las causas principales puede ser por el encharcamiento de agua en el jardín, zonas despobladas o zonas de color marrón.

Hoja Caduca
Hoja Caduca

En otoño es la estación donde las hojas de los árboles de hoja caduca se caen al jardín. Pues bien, éstas deben ser recogidas para que no dañen a nuestro especio verde. A final del otoño prácticamente no hay que realizar ninguna tarea, a excepción de la recogida de las hojas caídas.

Por otra parte, el abono lo seguiremos echando una vez al mes hasta el mes de noviembre (recordad que se debe empezar a nutrir a principios de la primavera, en marzo).

Con el inicio del otoño y con la llegada de las lluvias sería conveniente que empezáramos a controlar el riego de nuestro jardín, por tanto, si vemos que el terreno está húmedo, deberemos disminuir el número de siega y de riego. No conviene segar con cortacésped si ha estado lloviendo ya que perjudicaríamos al césped natural.

Recordad, también, que en los meses de otoño e invierno es buen momento para conservar la maquinaria con un correcto mantenimiento como la limpieza general del cortacésped, su engrase, limpieza y ajustes de las bujías, vaciar los depósitos de aceite y gasolina durante el invierno,  y extraer la batería y echar agua destilada en su caso.

Mantenimiento de Cortacésped
Mantenimiento de Cortacésped

Para terminar, durante en los meses de más fríos, no se hace ninguna operación de mantenimiento. Si bien, pues habría que recoger las hojas muertas como en el otoño. Si durante el invierno existen heladas muy fuertes, convendría pasar un rulo para afirmar el terreno. También es el momento (poco antes de que llegue la primavera) de realizar la primera siega (lo más alto posible) y de evaluar si es necesario echar algún tipo de fungicida o herbicida, según veamos si existen hongos o se han introducido malas hierbas.

Con estos consejos tendremos nuestro jardín con el mantenimiento adecuado durante los meses de más frío.